bienaventurados

Este Año de Misericordia, de Gracia del Señor, en el que se proclama de manera especial el Evangelio de San Lucas, llama a nuestra puerta, de manera insistente, la declaración de amor de Jesucristo.  Pocas expresiones llegan al corazón y modifican la relación personal con uno mismo, a pesar de verse necesitado como las que se nos da hoy en el profeta Jeremías. Si se le da fe a la declaración del profeta, todo cambia: “Antes de formarte en el vientre, te escogí; antes de que salieras del seno materno, te consagré”.

Descárgate la oración (PDF)

Quiero lo que no tengo

¿No te pasa a veces? Hay temporadas en que parece que te falta justo eso que necesitas. Justo lo que te gustaría es lo que no puedes tener ahora. ¿Tienes tiempo? No sabes cómo llenarlo. ¿Estás atareado hasta la extenuación? Quisieras aburrirte. ¿Estás solo? Añoras compañía. ¿Estás rodeado de gente? Te gustaría refugiarte en la soledad. ¿Tienes dinero?  ¿Tienes amor? Te preocupa el trabajo. ¿Tienes trabajo? Te falta sentido… Eterna cantinela de insatisfacción, que tiene su cara y su cruz.  Está bien esa sensación

 Descárgate la oración (PDF)

Un corazón sin fronteras

Este año estamos celebrando el centenario de la muerte de San Benito Menni. La celebración de este centenario pone delante de todos nosotros la persona y obra de este santo de la Hospitalidad, que supo acoger y encarnar el amor samaritano de Dios y hacerlo presente en la vida de muchas personas marcadas por la enfermedad, el sufrimiento y la pobreza.  El ejemplo de su vida nos ilumina y estimula a todos a seguir por los caminos de la acogida y la hospitalidad a ejemplo de Jesús, Maestro bueno.

Descárgate la oración (PDF)

En las manos del Espíritu

Nos reunimos como los discípulos en el cenáculo, con María, nuestra madre, sintiéndonos Iglesia que quiere nacer de nuevo,  y nos  prepararnos a recibir el gran don de Dios,  el Espíritu Santo.   Este año lo hacemos teniendo como referencia también la figura de San Benito Menni en el año del centenario de su muerte.  En Pentecostés recordamos una de las experiencias más importante que ha vivido la Iglesia: el Espíritu desciende sobre los apóstoles, los llena de coraje y los envía a dar testimonio.

Descárgate la oración (PDF)