SJD, Un hombre de valores

San Juan de Dios fue un hombre de valores.  Su identificación con Cristo hizo de él un buen maestro de misericordia: Dios le concedió un corazón compasivo y profundamente humano. Como Jesús, enseñó más con las obras que con las palabras. Como Jesús, vivió, amó y sirvió entregando la vida por todos como Jesús, dictó un solo mandamiento que iluminaría cuanto más adelante fuera necesario codificar para ayudar a mantener vivo su espíritu en las personas y en las obras de la Orden. 

Descárgate la oración (PDF)

Sal de tu tierra

A todos nos gustaría ser ejemplo de hospitalidad de entrega, de amor. Pero nos cuesta darnos por entero cuando estamos en el trabajo, en la universidad, en casa. Nos gustaría exigirnos algo más. Y, sin embargo, nos resulta difícil dar el paso, lanzarnos, «salir de nuestra tierra».La tentación de la mediocridad, de eludir compromisos que conlleven sacrificios demasiado grandes, sigue siendo algo atrayente. Sin embargo, Jesús nos pide que nos entreguemos por entero a él, que no le andemos regateando.

Descárgate la oración (PDF) 

La oración del corazón

Nos hemos reunido aquí esta noche para recordar la figura de San Juan de Dios. Queremos que la Palabra de Jesús nos ayude esta noche a repensar nuestro compromiso con los pobres y enfermos, especialmente por los que en este momento más necesitados están de nuestra oración y cercanía. El corazón es el lugar de la verdad y de la decisión donde elegimos el sentido que queremos darle a nuestra vida.  Es el lugar en el que nos adentramos para buscar y encontrar a Dios en la oración contemplativa.

Descárgate la oración (PDF)

La luz de la Hospitalidad

Es motivo de alegría para nosotros, Hermanas y Hermanos, reunirnos con todos vosotros para celebrar y dar gracias al Señor por la vida y obra de San Benito Menni en el centenario de su paso a la vida del Padre.
Fue y sigue siendo para todos nosotros la luz que ilumina nuestro ser hospitalario. Fue un hombre de Dios porque supo dejarse modelar por Él. Se enamoró apasionadamente de Jesús Buen Samaritano, que salió a su encuentro, en la persona del hombre caído...

Descárgate la oración (PDF)

María la siempre entera

Hace mucho tiempo, en un pueblo insignificante llamado Nazaret, tuvo lugar el acontecimiento más grande de toda la historia. Una mujer recibió el mayor mensaje jamás oído en la Tierra. Un mensaje y una petición en contra de toda lógica y razón. Ella se fió de Dios y dijo «sí», porque para él no hay nada imposible. Su respuesta no debió ser tan fácil como parece a simple vista. María sabía que ser la Madre de Jesús no iba a ser fácil y a pesar de eso se arriesga y se fía de Dios.

Descárgate la oración (PDF)

LA CONVERSIÓN DE SJD

Escuchar la voz de Dios, exige una llamada que implica movimiento, cambio, desacomodarnos de nuestros hábitos, y desinstalarnos para buscar la voluntad el Señor. Escuchar su voz implica responder a su llamado, y descubrir una opción de vida en la cotidianidad. Esa respuesta nace de en la experiencia creyente, como un llamado, en primer lugar a vivir la fe, personal y comunitaria, para luego descubrir una vocación de servicio, desde la conformación de un hogar y una familia, o desde la vocación de servicio.

Descárgate la oración (PDF)